Pizza “Tres pimientos”

Como habréis visto por mis anteriores recetas, para mí, las verduras son algo muy importante en nuestra dieta. Hay mucha variedad y muchas formas de cocinarlas para que nos resulten más sabrosas.

Mi propuesta de hoy es una pizza con tres tipos de pimientos, lo que le proporciona un colorido mediterráneo que me encanta, y es una rápida y rica manera de hacer comer algo verde a aquellos que aseguran que la verdura es para los animalitos, jejeje…

Ahí va:

Ingredientes:

Bases para pizza tradicional masa fina, congeladas. (Se trata de que la receta se haga de forma rápida, pero si queréis también podemos hacer la masa nosotros).

– Un filete de pechuga de pollo o pavo.

– Medio pimiento verde, medio rojo, y medio amarillo.

Tomate triturado.

– Queso mozzarella rallado.

– Media cebolla tierna.

– Una pizca de sal.

– Una pizca de orégano. (¡¡¡No puede faltar!!!)

ImagenFotografía del antes, por: Irene Arce

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º.

Cortamos la pechuga a taquitos pequeños.

Cortamos igualmente los pimientos y la cebolla en tacos.

Vertemos el tomate en la pizza y lo repartimos bien.

– A continuación le echamos la mozzarella rallada bien extendida por toda la superficie.

– Después incluimos los pimientos y la cebolla, y por último los taquitos de pollo.

– Añadimos una pizca de sal por encima de todo y una pizca de orégano.

– Dejar hornear unos 15-20 minutos.

¡Lista! no es tan rápida de hacer como las que ya venden preparadas con todos los ingredientes, pero está mucho más buena, ¡Os lo aseguro!

ImagenFotografía del después, por: Irene Arce

Y si siguen sin gustaros las verduras…, siempre podéis otras pizzas a vuestro gusto.

Curiosidades sobre el orégano:

Su origen se encuentra en las zonas mediterráneas. Se trata de una hierba aromática muy utilizada como condimento tanto con sus hojas frescas como secas, aunque secas poseen mucho más sabor y aroma.

Hay una leyenda mitológica que dice que Afrodita, diosa del amor y el romanticismo, fue la que plantó el primer orégano y la que le otorgó el especial aroma que posee.

Una de sus propiedades medicinales es la actividad antioxidante, antiséptica y también se la considera como tónica y digestiva.

La infusión de orégano, dicen que puede utilizarse como una ayuda para el tratamiento de la tos.

Es un día lluvioso, ideal para quedarse en casa y experimentar en tu cocina.

¡Feliz y apetitoso sábado!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s