Mi tortilla de patata.

Dejemos la francesa…, vamos a ponerle más huevos y patata, para hacer una tortilla en condiciones. Os prometo que no lleva mucho tiempo.

Hay veces que no hace falta complicarse mucho la vida para cenar algo bueno. Aunque puede costaros alrededor de una hora hacerla, esta receta sale buenísima y la ventaja que tiene, es que mientras se hacen las patatas, tú puedes aprovechar el tiempo haciendo alguna otra cosilla, es decir, que no requiere de demasiada atención…¡solo procura que no se te quemen las patatas!

Ingredientes:

  • 1 kg. de patatas.
  • 1 cebolla mediana.
  • 4 huevos.
  • 1 vaso de aceite de oliva.
  • 3 cucharaditas de sal.

Sartenes:

Para mí, hacer una tortilla de patata buena y con estupenda imagen, requiere de las sartenes adecuadas.

  1. Para freír las patatas y la cebolla, yo utilizo una sartén grande, de unos 29-30 cm diámetro.
  2. Para terminar la tortilla y que salga alta y bien redondita, me ayudo de una sartén más pequeña que la anterior, de unos 20 cm diámetro y con una altura de entre 6-7 cm.

Elaboración:

  • Pelar y cortar a láminas las patatas. Yo uso un rallador, así me las corta todas del mismo grosor.
  • Calentar la sartén grande con el vaso de aceite y cuando esté caliente, incluir las patatas, todas de una vez, añadir la sal, e ir removiendo de vez en cuando. El fuego ha de estar a temperatura alta, para que las patatas se tuesten un poco.
  • Mientras se van haciendo las patatas, pelar la cebolla y picarla. Nada más la tengamos picada, la añadimos a la sartén junto con las patatas y seguimos removiendo de vez en cuando. (Mezclando la cebolla con la patata, la tortilla nos va a salir mucho más jugosa).

13 junio 083

Fotografía realizada por: Irene Arce

  • Preparar en un bol, los cuatro huevos batidos, añadiéndoles una pizca de sal.
  • Una vez las patatas y la cebolla estén bien doraditas, bajar el fuego a la mitad y retirar la sartén, escurrir las patatas y la cebolla para quitarles un poco de aceite, y mezclar bien en el bol con los huevos batidos.
  • Es hora de que cambiemos de sartén. Ahora cogemos la más pequeña, le añadimos un poquito de aceite del que nos ha sobrado en la sartén grande y ponemos al fuego.
  • Verter la mezcla en la sartén y tapar para que se vaya cociendo por dentro, a fuego medio.
  • Mover de vez en cuando la sartén, sólo un poco, sin ningún utensilio, para evitar que se pegue. Dejar tapada.
  • ¡Cuidado! ¡Ahora llega el momento más delicado! Cuando veamos que por dentro el huevo se ha cuajado bastante, con un plato llano de al menos algún centímetro más de diámetro que la sartén pequeña, lo ponemos sobre la misma y le damos la vuelta a la tortilla. La pasamos de nuevo con mucho cuidado de que no se nos rompa, a la sartén.
  • Si queremos podemos apagar ya el fuego, y con el calor residual que queda, se terminará de hacer la tortilla por la parte de abajo.
  • Ahora ya solo queda emplatar y disfrutar comiéndotela.

13 junio 086

Fotografía realizada por: Irene Arce

Un truco:

Para que te resulte más fácil darle la vuelta a la tortilla, sin que se quede pegada al plato toda la patata y el huevo, moja antes el plato con un poco de agua, verás que así, al volver a pasar la tortilla a la sartén, resbala un poco y te resulta más fácil.

Curiosidades sobre la patata:

  • Fue cultivada por primera vez en la frontera de Perú y Bolivia (Cerca del lago Titicaca), hace ya unos 7.000 años.
  • Importada por los Españoles a Europa en el Siglo XVI, aunque tardó un poco más en ser un alimento popular.
  • Alemania es el principal consumidor de patata.
  • Es el cuarto cultivo mundial por detrás del maíz, trigo y arroz.
  • Fue el primer vegetal cultivado en el espacio, en Octubre de 1995.
  • Si quieres quitar alguna mancha de una prenda de ropa, puedes frotar bien con una patata sobre la mancha seca y después lavar.
  • Propiedades medicinales: Dicen que es beneficiosa para el sistema inmunitario, sobre todo si se comen frías o en ensalada, y que alguno de sus componentes, pueden llegar a reducir enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Comer una patata mediana con piel, puede aportar casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de vitamina C.

“Sobre las rosas se puede filosofar; cuando se trata de patatas, hay que comer”.-

Johann W. Goethe

Anuncios

2 comentarios en “Mi tortilla de patata.

    1. Pues claro que si…¡Que viva la tortilla de patatas!

      Es una receta muy sencilla, pero la verdad es que puedo presumir de haber heredado de mi madre la facilidad de hacer unas tortillas de patata bonitas además de riquísimas.

      Y siempre hay algún truquillo que podemos compartir!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s