Mujer, Madre y Autónoma.

Hola, soy Yolanda, 36 años, tengo un hijo y soy autónoma, trabajando como Asesora Financiera de Banca Personal.

Trabajo de lunes a viernes, una media de unas 10 h al día, es decir, 50 horas semanales más o menos. Se puede decir que mi jornada es completa, organizando mis horas en la oficina, dependiendo de las visitas que tenga.

Mi día a día comienza llevando a mi hijo al colegio. De ahí, y si el trabajo me lo permite, intento ir al gimnasio, al menos unas 3 veces a la semana. Estos son los pequeños momentos que me reservo solo para mí. De allí me voy a la oficina, donde paso el resto de la mañana, recibiendo visitas, organizando mi trabajo, estudiando el mercado financiero, con reuniones, o acudiendo allí donde haya quedado con mis clientes. Este ritmo de trabajo hace que no tenga una hora fija en la que parar para comer. A veces tengo más y otras menos tiempo para ello. Después de comer, vuelvo a mi trabajo, hasta las 18:00 h que es cuando voy a por mi hijo, y me lo llevo conmigo a la oficina hasta que termine mi jornada, que puede alargarse hasta las 21:30 h.

El poder tenerlo conmigo en la oficina, es un alivio para mí, ya que así lo tengo cerca, y puedo echarle una mano si lo necesita con los deberes.

Sinceramente, no creo que tenga un buen horario para compaginarlo con mi vida personal y familiar, incluso he llegado a encontrar serias dificultadas para poder organizarme para algo tan sencillo como hacer la compra.

Pero las dificultadas más importantes con las que me he encontrado, me han surgido, cuando por motivos de trabajo tengo que viajar. Soy madre, y trabajo muchas horas, por lo que esto no resulta demasiado fácil.

Pienso que, aunque mi empresa no dispone de ningún manual ni plan concreto de conciliación laboral, nos ofrece total flexibilidad, ya que somos autónomos, dependemos de nosotros mismos y de nuestro ritmo de trabajo, y eso tiene sus pros y sus contras. Por un lado, no tenemos que ceñirnos a un horario estricto, ya que cada uno nos montamos nuestra jornada como mejor nos parezca o más se nos acople, pero por otro lado, tenemos las dificultades de lo que supone en nuestro país ser autónomo, los gastos que conlleva, las pocas ayudas que se nos brindan por el Estado, y el hecho de no tener hora para terminar, ya que debemos estar siempre disponibles para nuestro trabajo, puesto que de ello, depende nuestro salario.

Para mí, un buen ambiente laboral, es aquel en el que entre los compañeros exista entendimiento, coordinación y que todos compartamos los mismos objetivos empresariales, que es por lo que trabajamos.

20130617_103248

Fotografía realizada por: Irene Arce

Si tuviese que cambiar algo de mi trabajo, cambiaría dos cosas:

  1. Por un lado, en cuanto al lugar físico, buscaría alguna instalación más grande con mayores espacios para el trabajo en equipo, que me parece sumamente importante.
  2. Respecto del ambiente de trabajo, al ser autónomos hay ciertas cosas o situaciones más difíciles de controlar, y es preciso que todos y cada uno de los compañeros vayamos en la misma dirección, por lo que intentaría que se controlase esto un poco más.

La verdad es que considero que he tenido suerte, y no me he encontrado con ningún tipo de dificultad o barrera a la hora de conseguir un trabajo, por el hecho de ser madre.

Soy bastante adicta al trabajo, y por eso, lo único que quizá hecho de menos por estar trabajando, es poder cogerme algo más tiempo de vacaciones.

Si me pudiese permitir vivir sin trabajar, seguiría haciendo lo que hago, porque me encanta. No dejaría nunca de trabajar, al contrario, si tuviese mayor poder adquisitivo, mi sueño sería montar una empresa en la que el 90% de los empleados fuesen personas con algún tipo de discapacidad.

Pienso que si fuese una trabajadora por cuenta ajena, creo que me acoplaría igual, pero seguramente, no podría compatibilizar mucho mejor mi vida laboral con la familiar y personal, ya que tendría un horario más estricto, fijo, sin tanta posibilidad de cambio, y posiblemente, no podría tener a mi hijo conmigo en la oficina cuando saliese de la escuela.

El mayor problema que veo de mi situación laboral actual, es el hecho de ser autónoma, los problemas que ello supone muchas veces. En este sentido, cambiaría muchas cosas. Los impuestos son altísimos, y creo que hacen falta nuevas formulas para otorgar más ayudas a los trabajadores autónomos, así como una mayor igualdad de derechos para equipararlos a los trabajadores por cuenta ajena.

En relación con la nueva ley de educación, no veo sentido que la modifiquen cada vez que cambia el gobierno; y por lo que últimamente se está debatiendo en torno a la aplicación de las jornadas continuas para los alumnos de infantil o primaria, yo, como madre estoy a favor de ellas, pero pienso, que con la mentalidad con la que trabajamos en España, su aplicación puede ser un desastre. No porque no sean beneficiosas para los niños (que creo que lo son, ya que de esta manera no irían tan agobiados, y tendrían más tiempo para hacer deberes u otras actividades que les guste), sino porque mientras no cambiemos la mayoría de las jornadas de los padres, coordinar ambos horarios puede resultar complicadísimo.

Respecto de la situación de la mujer actual en España, y al menos por lo que yo vivo en mi trabajo, creo que ya empiezan a existir más empresas (por lo menos la mía si), en las que se valora mucho que la mujer ocupe puestos de responsabilidad y de dirección. En mi empresa se valora la “meritocracia”, es decir, que las posiciones superiores se consiguen a través del mérito, y nos sentimos muy apoyadas en este sentido.

Pienso que es después, en la vida familiar, donde aun queda mucho por hacer. Se encuentra muy implantado todavía el rol de que la mujer ha de ocuparse de todo o casi todo en el hogar, auque trabaje también fuera de él. Sigo pensando que la mujer compatibiliza mucho más que el hombre, o al menos, se implica más tanto en lo laboral como en lo familiar.

Por orden de preferencia, los factores, personas o recursos que más me ayudan a vivir mi día a día compaginando mi pasión por el trabajo, con mi vida personal y laboral, son:

  1. Mi horario laboral, a pesar de ser muy largo…
  2. La ayuda de mi pareja.
  3. Apoyo de la empresa.
  4. Ayuda de mi madre.
  5. Ayuda de otros miembros de mi familia.
  6. Apoyo doméstico remunerado.
  7. Otro tipo de recursos.
  8. La proximidad de mi domicilio, trabajo y el colegio de mi hijo.

“Gracias a todas estas valientes mujeres que, sin ceder ante el cansancio, siguen moviendo el mundo”.-

Irene Arce

Anuncios

2 comentarios en “Mujer, Madre y Autónoma.

  1. Gracias Irene.
    Yo también soy madre de dos pequeñas, autónoma con negocio propio y a mayores estudiante. Sólo de escribirlo me canso. Lo que peor llevo es el no dedicarle tiempo a mis hijas pues veo que se hacen mayores y… gracias porque hoy tenia el día plof y el leer to blog me ha ayudado. Ya sabes mal de muchos consuelo de tontos. 😂😂😂

    1. Muchas gracias a ti Paz por visitar mi blog. Vale la pena escribir sabiendo que hay personas a las que les llega lo que escribes. Ser madre y trabajadora no es fácil, pero puede llegar a ser muy gratificante si sabemos cómo organizar nuestro tiempo. Seguro que si el tiempo que dedicas a tus hijas, aunque a ti te parezca poco, es de calidad, lo estarás haciendo bien. Y cuando tengas un día plof, hazte una lista con todas las cosas buenas que tienes en tu vida, seguro que te salen muchas, y eso anima a seguir adelante.
      ¡¡¡Un abrazo!!! Y de nuevo, mil gracias por leerme.

      😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s