Soy autónomo y hago lo que puedo.

Solemos analizar los problemas de la conciliación laboral y familiar, desde el punto de vista de los empleados, de los que no tienen mayor responsabilidad en la empresa, que cumplir con su trabajo, pero… ¿qué hay de la perspectiva del empresario, del autónomo que tiene a su cargo una pequeña empresa o empresa familiar?

CIMG0029

Conozco un caso, muy cercano, pero estoy segura de que cómo este, hay muchísimos más…, en el que es el autónomo el que busca de qué manera puede llegar a conciliar su enorme responsabilidad laboral, con sus también obligaciones familiares o simplemente, su vida personal.

“Es muy complicado cuando tu horario laboral es totalmente incierto todos y cada uno de los días del año. Mucha gente piensa que “el jefe” dispone de muchísimas ventajas en su trabajo, porque como él es quien lo dirige, él dispone cuándo entra y sale de la empresa, cuándo se coge vacaciones, él es quien más se llena los bolsillos al tiempo que es el que menos se ensucia con el trabajo duro…Nada más lejos de la realidad.

Cuando eres autónomo y tienes personas trabajando a tu cargo y un negocio que levantar todos los días, sabes a la hora que entras a trabajar, pero no sabes cuándo vas a salir; has de atender a todas y cada una de las urgencias (aunque no lo sean tanto), para mantener contentos a los clientes y poder seguir teniendo trabajo; salvo alguna excepción muy concreta, te coges las vacaciones cuando los demás trabajadores ya han elegido, y eso si puedes cogértelas porque por supuesto, no puedes decir que no a ninguna oportunidad laboral, ya que de ello depende el mantenimiento de la empresa. Cuando eres el “jefe”, tienes que ir bien vestido para atender y visitar al cliente siempre que haga falta, pero eres el primero en ensuciarte con las herramientas, el que mete la mano en la fuga, el que carga con el material, el que hace incansables viajes del almacén al domicilio del cliente y viceversa; el que se lleva todas las broncas de los clientes no satisfechos; el que atiende y trata pacientemente con cada uno de los comerciales, promotores, suministradores, clientes…

Cuando eres autónomo, tienes que resolver verdaderos puzzles, encajando a la perfección todas sus piezas para conseguir que la tesorería de tu negocio marche como toca, y pueda atenderse a cada uno de los pagos de salarios, innumerables impuestos, facturas, etc. Un verdadero quebradero de cabeza cuando las entidades financieras y muchas veces los clientes, no se lo ponen nada fácil a los trabajadores por cuenta propia.

Pero no solo eso, hay que actuar como un “jefe” duro y exigente con sus empleados cuando la situación lo requiere y así nadie se desvíe de los objetivos empresariales, pero a su vez, has de actuar como amigo, confidente y compañero de tus trabajadores, para darles la suficiente confianza que requiere un buen ambiente laboral.

Os aseguro que todo esto es una tarea verdaderamente complicada. Siempre intentando hacerlo lo mejor posible, y a veces (muchas más de las que querría), sin conseguir satisfacer a todo el mundo.

En el ámbito de la conciliación laboral-familiar, en mi empresa, una empresa pequeña, con pocos trabajadores, no dispongo de ningún protocolo de actuación en conciliación laboral, de ningún programa determinado, pero siempre he intentado que el ambiente fuese familiar, de confianza, a la par que un ambiente de responsabilidad entre todos los que allí trabajamos.

Pienso que he sido y soy un “jefe” bastante comprensivo y permisivo en cuanto a las necesidades de los trabajadores se refiere, ya sean empleados como empleadas. Pese a que nunca les he indicado ni facilitado un manual en el que se fijasen unas medidas concretas de conciliación laboral y familiar, siempre les he posibilitado toda la ayuda que han necesitado y que ha estado en mi mano en este sentido. (Necesito ir a llevar al niño al médico; tengo una urgencia familiar; no me encuentro bien, necesito ir a casa; hoy necesito salir antes para…; ¿me dejas la furgoneta de la empresa para… ?; etc.) Aunque se intenta cumplir con un horario laboral-comercial, les facilito una buena flexibilidad en su jornada y ofrezco respuestas a medida del trabajador.

En definitiva, les doy confianza, facilidades y me comprometo con ellos a seguir dándoles trabajo y apoyo en los momentos que necesiten resolver cuestiones personales. Lo que yo espero de ellos y ellas, es que también se comprometan conmigo y con la empresa para sacarla adelante, que se lo “curren” cuando verdaderamente hace falta y que ellos me apoyen a mí. Esa es mi cultura y estrategia empresarial.

En estos casos, pienso que es dónde se puede comprobar y analizar la calidad tanto del empresario, como de cada trabajador en concreto. 

Y después de todo esto, me pregunto ¿Cómo concilio yo? ¿Qué día de la semana podré comer con mi mujer o llegar a casa antes de que se acueste mi hija? Es solo durante el mes de agosto, cuando puedo permitirme el hacer jornada intensiva e intentar no abrir mi negocio por las tardes, aprovechando que no suele haber demasiada gente en la ciudad, y así poder llegar antes a casa para pasar un rato con mi familia y, al menos, cenar todos juntos. Esto ya no puedo hacerlo durante el resto del año, en el que he de conformarme como padre, de asomarme a ver a mi niña a su cuarto cuando ya duerme, y poder disfrutar de la vida en familia únicamente los fines de semana que el trabajo me lo permite.

Muchas veces el trabajo no me deja llegar cuando yo querría a mi casa, o incluso, hay ocasiones en que ni siquiera puedo permitirme ponerme enfermo, y por supuesto, no hay nadie a quien le pueda preguntar ¿Puedo salir hoy un poco antes?, es una pregunta que he de hacerme y responder yo mismo, y la mayoría de las ocasiones he de decir, no, hoy no puedes salir antes, hoy tienes que terminar estos presupuestos, ver un posible trabajo, ir a cobrar una factura, esperar a un cliente, etc.

Soy consciente de que para tener en marcha un negocio y que éste sobreviva, he de trabajármelo mucho y sacrificar parte de mi vida familiar y personal en beneficio de la empresa. ¿Quién me ayuda a mi a conciliar?”

Me gustaría compartir con todos un video que me ha parecido bastante directo, y que habla específicamente sobre la conciliación de la vida laboral y familiar para los autónomos. Es curioso que en mis investigaciones y búsquedas sobre el tema de la conciliación, siempre termino encontrándome con una palabra que me resulta sumamente interesante: RACIONALIZACIÓN, en este caso de los tiempos de trabajo. Puede que debamos tomárnosla más en serio, ya que como se dice en el video, el día tiene 24 h, 8 para dormir, 8 para trabajar, y otras 8 que deberían destinarse a todo lo demás. Resulta lógico y comprensible ¿verdad? entonces, ¿Por qué tantas veces se añaden a esas 8 horas de trabajo 2, 3 o incluso 4 horas más a nuestra jornada laboral? (sobre todo en el caso de los autónomos) ¿Realmente vamos a rendir más añadiendo más horas de trabajo? ¿No resultaría mejor y más beneficioso para todos una jornada más equilibrada?

http://www.youtube.com/watch?v=nHorXqNeNeI

Las pequeñas y medianas empresas, representan el 95% del entramado organizacional de nuestro país. Las PYMES son las que más puestos de trabajo generan en España. Razón por las que hay que cuidarlas, protegerlas y apoyarlas.

Como ya he dicho en otras ocasiones, la clave está en el compromiso mutuo, y por supuesto en la implicación de todas las partes para que todo funcione (las medidas conciliadoras y también el mecanismo empresarial), pero cuando digo todas las partes, no me refiero solo al empresario y al trabajador, sino también a los organismos públicos, a los gobiernos, que deberían poner más de su parte para subvencionar, amparar y asistir a estos pequeños empresarios y emprendedores que son el motor de nuestra economía.

Son en estas empresas donde al ser más posible una cercanía entre trabajador-empresario, existen más posibilidades de aproximarnos a la conciliación real y efectiva de los empleados.

En principio puede parecer más un gasto que una inversión, pero estoy convencida de que a la larga, supone un enorme beneficio para la organización, a la vez que para las personas que la forman. ¿Por qué? muy sencillo:

  • Porque las respuestas son más ajustadas y a medida de cada trabajador, ya que se conoce más y mejor al mismo y sus necesidades. El jefe convive de manera más cercana con sus empleados y sabe cuál es la respuesta que el mismo puede dar ante determinadas situaciones.
  • Existe más flexibilidad y mayor rapidez en el proceso que supone solicitar algún tipo de medida conciliadora, al contrario que en las grandes empresas, en las que por norma general, disponen de mayores protocolos de actuación, más control y mayor burocracia.
  • Hay más facilidad a la hora de encontrar los servicios, recursos o programas que se ajusten a la cultura, valores y modelo empresarial, ya que las Pymes poseen una estructura más sencilla y posiblemente, más visible a todos.

Pero para que todo esto fuera posible, creo que es imprescindible un mayor apoyo a nuestros autónomos y emprendedores. Hemos de ser concientes que no es lo mismo ser el jefe, que ser el empleado, la responsabilidad del jefe es mucho mayor y por tanto, su trabajo ha de ser más duro, y su jornada laboral ha de ajustarse a las necesidades de la empresa, pero…, pienso que si se prestase mayor apoyo a estos creadores de empleo, para que su jornada y su vida personal o en familia pudiera coordinarse mejor, esto los motivaría a que ellos mismos se comprometiesen más a favorecer la conciliación de sus trabajadores.

Si eres trabajador autónomo ¿Cuál es tu experiencia conciliando tu trabajo con tu vida personal y familiar?

Feliz y provechosa semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s