Mami, ¿por qué no juegas más conmigo?

¿Sabes lo que siente una madre cuando su hija le pide más tiempo para jugar con ella? Uff…son muchas sensaciones a la vez. Ternura, sorpresa, tristeza, decepción por ti misma…pero la sensación que invade más fuerte es la de preguntarte si lo estarás haciendo bien

Mi hija me enseña lecciones cada día. ¡Los niños son tan inteligentes! Es una lástima que perdamos esos valores del tiempo, de la intuición, la espontaneidad, ese entusiasmo por las pequeñas cosas que nos hacen felices, a medida que crecemos y nos hacemos mayores, no solo de edad, sino también de pensamiento y actitudes.

La vida es mucho más sencilla, ¿por qué nos empeñamos en complicarla tanto?

Fotografía de Ana Belén García Jiménez
Fotografía de Ana Belén García Jiménez

Este fin de semana, mi hija de solo 6 años recién cumplidos, me ha hecho reflexionar muy a fondo… ¡y se lo agradezco tanto! y lo único que ha hecho ha sido preguntarme: “Mami, ¿por qué no juegas más conmigo?”.

Con esta simple frase, me ha tocado el alma. Me ha hecho plantearme, ¿cuántos niños habrán preguntado eso a sus padres en algún momento? después de reflexionar, deduzco que no lo estoy haciendo mal del todo, cuando esa sencilla frase me hace pensar tanto. Significa que la escucho y que tengo en cuenta sus sentimientos y sus necesidades. Pero también entiendo que necesito hacerlo mejor, que ella necesita que sus papis lo hagan mejor.

Llegados a este punto, y si los niños aún siguen haciendo estas preguntas a sus padres, ¿no te parece que algo está fallando en la conciliación? ¿Hasta qué punto se valora nuestro tiempo personal o familiar?

Puede que tu hijo no te haya formulado aun esa pregunta tan directamente, pero, quizá te la ha hecho de otra manera, es posible que te lo esté intentando hacer ver a través de su actitud, de su mal humor, de sus quejas… Ellos tienen sus medios de hacerte llegar el mensaje, solo tienes que aprender a escucharlos.

Podemos hacerlo mejor. Debemos hacerlo mejor, por ellos.

Anuncios

2 comentarios en “Mami, ¿por qué no juegas más conmigo?

  1. Irene, eres una madre maravillosa. Me he reído cuando he leído que lo complicamos todo mucho, soy la complicadora oficial de Barrio Sésamo 😉 Me encanta pasar tiempo contigo y con Lucía porque me da tranquilidad ver que tengo una buena maestra y consejera para el día que decida ser mamá. ¡Oye el montaje de la foto te ha quedado genial! Me tienes que decir cómo lo has hecho 😉 Besitos Ana Belén.

  2. Jejejejejeje…¡Muchas gracias por tus comentarios!

    No es que tu seas la complicadora oficial, entre todos nos complicamos más de lo necesario, tenemos tendencia a ver problemas donde no los hay. Con respecto a lo de madre maravillosa…¡¡muchas gracias!! lo hago lo mejor que se y que puedo, voy aprendiendo sobre la marcha. Pienso que lo importante es ser consciente de lo que haces, y a veces, equivocarse es el paso previo al aprendizaje, y por mucho que otros te aconsejen cómo hacer las cosas, eres tu misma la que ha de verlo y la que ha de hacerlo a su modo. De todas formas, me he dado cuenta de que la gran mayoría del tiempo, podemos aprender más cosas de los niños que de los adultos ¿no te parece?

    Por lo de la foto, ¡cómo no va a quedar bien el montaje si la foto, que es la base, es genial! Les tengo mucho cariño a esas fotos, me gustan todas y cada una de ellas, porque tienes una sensibilidad especial para captar el momento, ¡y lo sabes!

    ¡Besitos corazón! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s