Mi hija es hija única ¡Y QUÉ!

Mi hija es hija única, ¡y qué!

¿Te has preguntado alguna vez el daño que pueden hacer a veces las palabras, si no se cuida el cómo se dicen o a quién se dicen?

Escribo este post simplemente porque estoy saturadaAburrida de las típicas frases del tipo:

“¿Y vas a dejar a tu hija sola? ¡Pobrecita!.- No está sola, tiene a sus padres, primos, amigos…

“Claro, como no tiene hermanos, se aburre…”.- Aún con hermanos te puedes aburrir, pero además, el aburrimiento puede favorecer nuestra creatividad.

“Es que, como no tiene hermanos, siempre reclama tu atención“.- Y qué niño no reclama la atención de sus padres, aún teniendo hermanos… nos necesitan.

“¿Qué va a hacer cuando sea mayor, sin hermanitos?”.- Pues lo mismo que hará uno con hermanos. No va a tener menos posibilidades en la vida por ser hijo único.

“Es que, al no tener hermanos, le cuesta más compartir“.-  Por cierto… yo he visto muchos hermanos peleando por el mismo juguete…

“Como no tiene hermanos, está más mimada“.- Eso depende de los valores que yo le enseñe.

“Como no tiene hermanos, tendrá que abrirse camino ella sola“.- ¡¡¡Anda!!! ¡Como tu hijo mayor! Y no le ha supuesto ningún problema ¿no?

(Puedes sumar aquí todas las frases que te hayan dicho a ti, por ser hij@ únic@, o por tener solo un hij@…)

Soy consciente de que la inmensa mayoría de las veces, no se dicen estas frases con ánimo de ofender ni hacer daño, pero seamos realistas ¡SI se hace daño!

Quizá no te duele tanto cuando te lo dice una persona que apenas conoces, pero… cuando te lo dicen o te insisten desde tus círculos más cercanos… ¡Sí que duele, si! Al menos hasta que aprendes a “pasar” de estos comentarios, pero claro, todos tenemos días.

Y como esto, cuando se pregunta a una madre si no piensa tener hijos… la típica frase de “¡se te va a pasar el arroz!” “Uyyy ya con tu edad… si no te das prisa…”

Imagina que eso se lo dices a una mujer que lleva años intentando quedarse embarazada, y no puede… ¿Cómo crees que se tiene que sentir cuando le insisten con estos comentarios?

Imagen: Irene Arce
Imagen: Irene Arce

Las madres (¡y los padres también, por supuesto!) ya nos sentimos bastante culpables a veces por si lo estamos haciendo bien o no, como para que desde fuera se nos tenga que cuestionar o condicionar. Si no conoces la situación de esa pareja… ¡para qué hablas! 

Es realmente agotador la insistencia de aquellos que tienen la costumbre de meter las narices en temas que son tan íntimos y personales de una pareja, como es el hecho de si quieren o no ser padres, o el si quieren o no dar un hermanito a su hij@ unic@. A ver si te lo puedo dejar bien claro… ¡esto es privado entre mi pareja y yo! Cada cual tiene sus motivos para tomar una u otra decisión, y esas razones interesan únicamente a la pareja, a nadie más.

Hay que pensar antes de hablar. El hijo único es tan feliz, capaz, valiente, avispado, generoso, y un largo etc, como cualquier otro niño con hermanos. No olvidemos que la base para el correcto desarrollo de todo niño, es el hogar, y los valores que se le enseñen en el mismo. Así de sencillo.

Estoy de acuerdo en que todo tiene sus ventajas y sus desventajas. Por supuesto que tener hermanos tiene ventajas, pero lógicamente, también tiene sus inconvenientes. Y de la misma manera, el ser hijo único conlleva sus pros y sus contras, pero no hay nada que no pueda solucionarse en ambos casos, si se presta la debida atención.

Aquí entra de nuevo el papel de la conciliación, la dedicación a tus hijos o hijo único, de un tiempo de calidad. Pienso que esto es lo que más influye en que los niños sean de una u otra manera, más que el simple hecho de tener o no hermanos.

Mi hija es hija única, ¡y qué! Por favor, no la etiquetes por eso. 

 

“El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.”- O.A. Battista

Anuncios

6 comentarios en “Mi hija es hija única ¡Y QUÉ!

  1. El valor de la opinión, muy sobrevalorada, todos nos vemos en la obligación/necesidad de dar nuestro punto de vista, que en ocasiones sobra, más en temas personales o íntimos como este.
    Yo el primero, creemos tener la razón y olvidamos que un mismo hecho tiene multitud de verdades repartidas en multitud de gente.

    1. ¡Muy buena reflexión ahíestamos! Está bien que todos podamos opinar sobre todo, pero hay temas que ya entran dentro del ámbito privado de las personas, como bien dices, y ahí, es donde hay que poner un límite.
      Gracias por comentar.
      ¡Un abrazo!

  2. Has hecho una muy buena recopilación de frases que dice la gente, a veces sin malicia, pero que parece que vayan ahí a jorobar. La del arroz es mítica, la he vivido, y demuestra, por lo menos, poco tacto a la hora de hablar. Sin saber si ya estás en ello, o simplemente te da igual.
    Muy chulo el blog y muy buen artículo. Saludos, Isma 😉

    1. Muchísimas gracias Isma por tus palabras y por visitar mi blog. Yo la del arroz apenas la he sufrido, pero las demás sí. Todas y cada una de esas frases me las han llegado a decir, y no solo una vez, demasiadas… Más empatía y más tacto a la hora de hablar es lo que necesita esta sociedad.
      ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s