De mujer a mujer

Nos encontramos en un momento de evolución socio-cultural que se mueve muy rápido. Hemos evolucionado en muchas cosas, hemos luchado por ocupar el puesto que nos corresponde realmente en la sociedad, en la igualdad, en la conciliación. Hemos aprendido a no callarnos las cosas, a compartir opiniones… Aunque sigo echando en falta algo más… Respeto entre nosotras mismas, las mujeres.

Hoy es el Día Internacional de la Mujer, ¡FELICIDADES!

Fotografía: Irene Arce

Pero no nos quedemos en felicitarnos solo este día, hoy estamos más unidas que ayer, pero… ¿y mañana? Hemos de estar unidas todos los días, y unidas, no significa que todas tengamos que pensar igual, que todas debamos vestir igual, educar de la misma manera, o tener los mismos valores. Estar unidas significa que nos respetemos como personas y como mujeres, que no nos juzguemos unas a otras como muchas veces hacemos, porque de esta manera, tiramos piedras sobre nuestro propio tejado en esa lucha diaria que tanto nos está costando, para conseguir la igualdad en la sociedad. ¿Cómo pedir respeto, si no acabamos de respetarnos entre nosotras mismas?

Sin duda alguna han habido muchas mujeres destacadas en la historia por su personalidad, su valentía, por su forma de romper los esquemas de una sociedad patriarcal, por su lucha a la hora de demostrar que la mujer, por ser el sexo femenino, no es menos en el mundo, ni se merece menos.

No olvidemos que todas y cada una de nosotras, antes y ahora, aunque sea desde el anonimato, luchamos a nuestra manera por nuestras convicciones, por no ser menospreciadas, porque se reconozca nuestro trabajo y nuestros derechos en la sociedad, los mismos derechos que cualquier persona, por ser dueñas de nuestro pensamiento, de nuestro corazón, de nuestras decisiones, de nuestro espíritu…

Tú, mujer valiente, sigue siendo tú. Sigue siendo fiel a ese pensamiento, a ese corazón, a ese instinto, se fiel a tu espíritu.

Solo tú sabes lo que es bueno para ti, solo tú sabes qué camino escoger. Ninguna persona merece ser menospreciada, por eso, ninguna mujer debe ser menospreciada, ni humillada, ni infravalorada. 

Valórate y todo el mundo podrá ver tu valor. Y sobre todo, nunca dejes que te falten al respeto.

¡Feliz día mujeres de todo el mundo! ¡Feliz vida!

“La vida no es fácil, para ninguno de nosotros.

Pero… ¡Qué importa!

Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo”.- Marie Curie

 

¡Feliz y conciliador Día del Padre!

¿Cuándo va a venir papá? ¿Hoy no cena papá con nosotros? ¿Me contará papá un cuento? 

Son preguntas que muchos hij@s se harán todos los días. La presencia de la madre en las casas suele ser más habitual que la de los padres. Aún hoy, tiempo en el que las mujeres van avanzando en el ámbito laboral, cuando hablamos de conciliación laboral y familiar, parece ser que es algo que corresponda o afecte más a las madres que a los padres…

¿No crees que ya es hora de equipararlo? Un hijo no solo necesita de la presencia maternal, también necesita de la de su padre. Porque cuando una pareja llega al acuerdo de compartir una vida juntos, se comprometen ambos a eso mismo, a COMPARTIR todo lo que vivir juntos conlleva, es decir, responsabilidades mutuas en el hogar. Ambos deberían contribuir en la misma medida al mantenimiento del hogar, al igual que al cuidado de los hijos que nazcan de esa relación.

¿Es suficiente con llegar a tiempo a contarle un cuento para dormir? ¿Es suficiente para un hijo, tener a su padre disponible para él sólo los fines de semana?

Cada uno tiene su respuesta, y yo tengo la mía. No, para mí no es suficiente.

Puede que no hagan tanto ruido, porque parece ser lo menos habitual, pero no lo dudes… los padres también reclaman una mayor conciliación entre su vida laboral y su vida familiar. También hay padres que luchan por no perderse el ver crecer a sus hijos día a día, en lugar de semana tras semana.

Para ellos… ¡FELIZ DÍA DEL PADRE!

Fotografía: Irene Arce Alba
Fotografía: Irene Arce Alba

 

Mami, ¿por qué no juegas más conmigo?

¿Sabes lo que siente una madre cuando su hija le pide más tiempo para jugar con ella? Uff…son muchas sensaciones a la vez. Ternura, sorpresa, tristeza, decepción por ti misma…pero la sensación que invade más fuerte es la de preguntarte si lo estarás haciendo bien

Mi hija me enseña lecciones cada día. ¡Los niños son tan inteligentes! Es una lástima que perdamos esos valores del tiempo, de la intuición, la espontaneidad, ese entusiasmo por las pequeñas cosas que nos hacen felices, a medida que crecemos y nos hacemos mayores, no solo de edad, sino también de pensamiento y actitudes.

La vida es mucho más sencilla, ¿por qué nos empeñamos en complicarla tanto?

Fotografía de Ana Belén García Jiménez
Fotografía de Ana Belén García Jiménez

Este fin de semana, mi hija de solo 6 años recién cumplidos, me ha hecho reflexionar muy a fondo… ¡y se lo agradezco tanto! y lo único que ha hecho ha sido preguntarme: “Mami, ¿por qué no juegas más conmigo?”.

Con esta simple frase, me ha tocado el alma. Me ha hecho plantearme, ¿cuántos niños habrán preguntado eso a sus padres en algún momento? después de reflexionar, deduzco que no lo estoy haciendo mal del todo, cuando esa sencilla frase me hace pensar tanto. Significa que la escucho y que tengo en cuenta sus sentimientos y sus necesidades. Pero también entiendo que necesito hacerlo mejor, que ella necesita que sus papis lo hagan mejor.

Llegados a este punto, y si los niños aún siguen haciendo estas preguntas a sus padres, ¿no te parece que algo está fallando en la conciliación? ¿Hasta qué punto se valora nuestro tiempo personal o familiar?

Puede que tu hijo no te haya formulado aun esa pregunta tan directamente, pero, quizá te la ha hecho de otra manera, es posible que te lo esté intentando hacer ver a través de su actitud, de su mal humor, de sus quejas… Ellos tienen sus medios de hacerte llegar el mensaje, solo tienes que aprender a escucharlos.

Podemos hacerlo mejor. Debemos hacerlo mejor, por ellos.

“Con tu tiempo”, un ejemplo de conciliación.

Mirad la iniciativa de hace ya unos años de este Ayuntamiento:

http://www.infobierzo.com/el-servicio-de-conciliacion-laboral-y-familiar-oferta-25-plazas-para-julio-y-agosto/180957/

¿No os parece una muy buena idea? Pienso que es un grato ejemplo de lo que puede suponer que organismos oficiales como el ayuntamiento de un municipio, se comprometan a mejorar la conciliación laboral-familiar de los vecinos, en este caso de Ponferrada.

Llega el verano, las clases en los colegios terminan, los padres siguen trabajando y se plantea la eterna pregunta… ¿Qué hacemos con los niños?

20150529_103759

 

Fotografía realizada por Irene Arce

Se trata de un servicio de ludoteca que facilita el ayuntamiento en horario de 08:00-15:00h durante los meses de Julio y Agosto, para que aquellos vecinos del municipio que estén en activo en el ayuntamiento o aquellos que estén realizando un curso formativo oficial del mismo ayuntamiento, y tengan hijos nacidos entre 2008-2011, puedan optar a esa posibilidad para facilitarles el día a día durante esos dos meses de verano en los que no hay clases.

Es cierto que solo ponen a disposición de los solicitantes 25 plazas. Puede que no sean muchas, pero ya es algo muy positivo, ya que supone una implicación de los organismos públicos en la preocupación por el bienestar de sus ciudadanos, algo que se debería potenciar en más ayuntamientos.

Seguro que se pueden plantear muchas más soluciones como esta para apoyar el equilibrio trabajo-familia. Si este ayuntamiento ha podido ¿no van a poder otros?

El comportamiento organizacional

Interesante modelo de comportamiento organizacional

Lo he encontrado en un artículo de “El Mundo”. Ojalá se vieran más casos como este.

http://www.elmundo.es/internacional/2015/05/16/55578b7aca4741c22c8b4584.html

¿Qué os parece?

El estudio del comportamiento organizacional trata de determinar maneras en que las personas pueden actuar con mayor efectividad.

Lo que siempre buscamos, la efectividad.

Esto me hace plantearme algunas cuestiones. Muchas veces, nos sentimos como prisioneros de la organización o de la empresa en la que trabajamos, parece que somos nosotros lo que estamos sirviendo a la empresa, cuando realmente, las empresas son las que deben servir a las personas. El problema que veo, es que a menudo, en la organización de la empresa y en su funcionamiento, se deja a un lado o incluso se olvida, tener en cuenta a los individuos que allí trabajan, como personas, con sus ideas, sus sentimientos, sus formas de actuar… cuando realmente, son esas personas las que hacen funcionar la empresa.

20140309_140615

Fotografía realizada por Irene Arce

Las personas, son el factor clave de cualquier organización y por tanto, antes de hablar de si un comportamiento es erróneo o inadecuado, deberíamos comprender el por qué de ese proceder.

Yo creo que la historia que relata el artículo que he compartido, es un bonito ejemplo de lo que supone mutuo compromiso, por parte de la alumna, por sus ganas de aprender y por parte del profesor, por su deseo de ayudar y su comprensión hacia la situación de los demás. El profesor podría haber actuado de otra manera, podría haber permitido que la alumna abandonase la sala con el bebé, o incluso, podría no haber permitido que la alumna entrase a la conferencia con el bebé.

Cada uno puede analizar ese comportamiento de una u otra manera.  Cada cual tendrá sus propias teorías u opiniones, pero lo que yo veo es que el profesor, ha tratado de ser comprensivo, se ha percatado de los sentimientos de la alumna y ha tratado de que se sienta cómoda y que la clase que estaba dando, fuese lo más efectiva posible para cada una de las personas que la estaban escuchando, sin excepción.

Eliminar barreras, suprimir prejuicios que no nos llevan a nada, implicar a todo aquél que forma parte de la organización a colaborar en pro del buen funcionamiento del la misma. Son estos algunos de los puntos que han de mejorarse para despertar el potencial que todos llevamos dentro. Es mi opinión…

Días de descanso necesario

En toda profesión o trabajo se necesitan días de descanso. Estos días nos ayudan a desconectar del estrés, sobre todo si esos días de fiesta o de descanso los empleamos en estar con la familia, practicar nuestro deporte favorito o simplemente… hacer algo totalmente diferente a nuestra rutina laboral de cada día, sobre todo, algo con lo que nos sintamos a gusto.

El descanso nos ayuda a relajarnos, ello supone salud para nuestro cuerpo y relax para nuestra mente, que también lo agradece de vez en cuando. De esta manera logramos que al volver a nuestras obligaciones laborales, podamos regresar con la mente despejada, más clara y descansada, para poder sacarle el máximo partido a nuestro potencial y nuestra creatividad.

20140823_130643

Fotografía realizada por Irene Arce

Aquellas situaciones estresantes de nuestro día a día, pueden verse atenuadas si tomamos como hábito psico-profiláctico, la buena costumbre de descansar y desconectar de verdad de nuestro trabajo. Hay veces que solo con tomarnos un día de descanso, es suficiente para recuperar nuestra mente y cargarla de la energía que necesitamos. Una práctica saludable que debemos tomarnos más en serio.

Os dejo un ejemplo de un profesional, consciente tanto de su trabajo como de su vida personal, así como del equilibrio que necesita para su cuerpo y su mente.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/05/11/catalunya/1431356466_818476.html

Escucha a tu cuerpo, es el que mejor sabe cuándo necesitas darte un respiro. Toma en serio tu propio consejo y disfruta de tu descanso, seguro que te lo mereces. 😉

 

“El arte del descanso es una parte del arte de trabajar”.- John Ernst Steinbeck

Nadie sale perdiendo

PaperArtist_2015-05-08_10-34-41

Esta ha de ser la filosofía, que nadie salga perdiendo. Comparto un vídeo de RTVE, del programa “Aquí hay trabajo”, sobre empresas que colaboran en la conciliación laboral-familiar de sus empleados, de forma muy comprometida y efectiva, de manera que tanto directivos como trabajadores, salgan ganando. ¿Cuál es la clave? en dos palabras: Flexibilidad y Confianza.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/aqui-hay-trabajo/conciliciacion-empresas/3004782/

Conciliar no es un lujo de unos pocos, sino una necesidad de todos.